Lo sentimos, no encontramos ningún artículo relevante para usted.

Complete el formulario de contacto a continuación y le responderemos lo antes posible.

* *
*

¿De qué maneras podría saturarse el sistema de salud?

COVID-19 puede provocar deshidratación, neumonía, inflamación pulmonar y shock séptico, y alrededor del 20 por ciento de las personas con COVID-19 requieren hospitalización. Se espera que la presión sobre el sistema de salud provenga de personas que necesitan tratamiento, como la ventilación asistida y la hidratación intravenosa.

Los primeros informes de China estimaron que alrededor del 6 por ciento de los pacientes necesitaban apoyo de ventilación mecánica. Pero solo alrededor del 25 por ciento de los que murieron habían sido colocados en ventilación mecánica, lo que sugiere que el suministro era limitado. Los médicos italianos informaron recientemente que el 10 por ciento de los pacientes con COVID-19 requieren ventilación mecánica. En Italia puede haber menos de una cuarta parte de las máquinas de ventilación que se requiere.

Los hospitales de EE. UU. están tomando medidas como cancelar las cirugías programadas no urgentes para liberar los ventiladores que de otro modo se usarían en pacientes para procedimientos como reemplazos de cadera, así como se están preparando para mover ventiladores a puntos de tratamiento de infecciones en los sistemas de varios hospitales. También planean volver a usar algunos modelos más antiguos, pues y la reserva de equipos médicos tiene 13,000 ventiladores que pueden utilizarse según sea necesario. Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la pandemia del coronavirus en los EE. UU., las ciudades podrían requerir ventiladores adicionales a medida que los pacientes saturen los hospitales. Redactado el 18 de marzo de 2020

¿Te resultó útil este artículo